El incremento en el robo de identidad y estafas en la solicitud de préstamos personales tienen una tendencia creciente actualmente; debido al volumen de dinero que circula en el mercado de los préstamos en línea, los estafadores aprovechan con diferentes técnicas para atacar el mercado y desaparecer repentinamente.

Queremos presentarte algunos signos para detectar los métodos de estafa que pueden ayudarte a evitarlos para que NO seas víctima del robo.

 

1. Un estafador no te pedirá la verificación bancaria

Las compañías de préstamos fraudulentos nunca te pedirán la validación crediticia o bancaria. Solo necesitan tu información personal y no les importa tu solvencia económica. Las compañías debidamente certificadas te exigen información bancaria tales como la cartola o comprobantes de nómina y tu historial crediticio para determinar tu capacidad de endeudamiento y establecer las tasas de interés sobre el préstamo de acuerdo con la regulación permitida.

 

2. Un estafador te ofrece préstamos sin términos claros

Gracias a las leyes de protección de crédito al consumidor las compañías de préstamo están obligadas a divulgar y detallar los términos del préstamo antes de que el cliente acepte y reciba el depósito. Los estafadores lo ocultan y no son capaces de especificar estos detalles, con frecuencia no hay coherencia en la información que le dan al cliente. ¡Debes estar alerta!

 

3. Un estafador utiliza tácticas de presión

Los prestamistas fraudulentos te engañan para que aceptes sus imposiciones sin leer los términos o condiciones del préstamo. Además, te contactarán insistentemente buscando que aceptes sus exigencias con la intimidación de que la oportunidad de ayudarte expirará rápidamente.

 

4. Un estafador SIEMPRE pide dinero por adelantado

Cualquiera que te exija un pago anticipado para otorgarte un préstamo, va a recibir el dinero y desaparecerá. Generalmente los delincuentes estafadores te dirán que necesitan el anticipo por costos iniciales del préstamo o cargos del proceso, honorarios, seguro, etc. Por el contrario, las compañías de préstamo confiables te explican que todos los costos administrativos están incluidos en la descripción del préstamo en el contrato que tu firmarás si decides aceptarlo. ¡Qué lógica puede tener que pagues anticipadamente con el dinero que tal vez no tienes por un préstamo que requieres!

 

5. Un estafador NUNCA estará legalmente reconocido

Las empresas fraudulentas no se registran legalmente como si lo hacen las compañías serias y confiables regidas por las leyes gubernamentales con el objetivo de monitorear y regular las condiciones del mercado financiero. Si tienes dudas sobre quién te está prestando, antes de aceptar las condiciones busca más información sobre tal empresa y no te precipites.

 

6. Un estafador te envía correos electrónicos o mensajes de texto demasiado extraños

Nunca abras enlaces ni hagas clic en cosas que provienen de destinatarios desconocidos. Los correos fraudulentos son un método efectivo para que los estafadores intenten atraparte con promesas, beneficios u ofertas excepcionales si aceptas enviar el dinero por adelantado o entregarles información personal.

 

¿Tienes dudas al respecto? ¡Contáctanos ahora mismo!

Posiblemente estás siendo víctima de la estafa y no sabes a dónde acudir. No te dejes engañar. En Prestamos24 podemos orientarte.
Comenta nuestro blog; tu experiencia también podría ayudar a otros.