¿Tienes un negocio y necesitas dinero extra para resolver algunas situaciones?

En el mercado financiero existen instrumentos que te ofrecen la posibilidad de solicitar un préstamo para sacar a flote tu negocio ante algunas eventualidades.

El Préstamo empresarial es otorgado por una entidad financiera, la cual concede una suma de dinero, bajo ciertos parámetros y diseñado para resolver los gastos que puedan surgir en tu empresa. Ya sea que desees adquirir algún bien, remodelar una infraestructura, pagar proveedores, etc.

Razones fundamentales para adquirir un prestamo empresarial

En lo que a tasas de interés se refiere, varían de acuerdo a los planes ofrecidos por las diferentes entidades financieras, con lo cual es importante estudiar las diferentes opciones, para que el préstamo sea beneficioso y no un problema potencial a futuro.
Cada institución posee una lista de requisitos necesarios para optar por un Préstamo empresarial, y dependerá en cierta medida del tipo de negocio que poseas.

¿Qué situaciones ameritan solicitar un Préstamo Empresarial?


1.- Expansión o crecimiento de la empresa

Si deseas abarcar más territorio en el área en que se desempeña tu empresa, impulsar su crecimiento, aumentar la producción, extender las actividades, adquirir herramientas o nuevas tecnologías, entonces solicitar un Préstamo empresarial es una buena opción para contar con los recursos de manera inmediata, esto te haría más competitivo lo cual redundaría en mayores beneficios a futuro.

Préstamo empresarial: una buena opción para contar con los recursos de manera inmediata
Préstamo empresarial: una buena opción para contar con los recursos de manera inmediata

Puedes emplearlo entre otras cosas para:
- Comprar equipo nuevo: Es esencial actualizar cada cierto tiempo la maquinaria y el equipo que utilizas en tu negocio.
- Pagar a tus proveedores antes para que te den descuentos: Muchos proveedores ofrecen descuentos si se pagan las facturas con cierta anticipación, evalúa la situación y observa cuán beneficiosa es esta estrategia.
- Fomentar tus actividades de marketing: Una buena campaña puede redundar en más ventas y, en consecuencia, mayores beneficios.
- Contratar empleados: Si vas a expandir el negocio, contrata personal, para poder responder a las demandas que genere la expansión.
- Obtener capacitación para el equipo humano: Introducirlos en nuevas tecnologías, darles herramientas para el trato con los clientes, brindarles herramientas de seguridad laboral. Todo ello se verá traducido en personas más aptas y comprometidas con las metas de tu empresa.

2.- Mejorar tu historial crediticio

Además de ayudarte en el crecimiento o la expansión, un crédito puede ayudarte a resolver el pago de una cuota extraordinaria grande de otro préstamo previo, dándote la oportunidad de dividir esa cuota en pequeños pagos, más manejables en un momento determinado, y sirve a su vez, para conservar un buen récord crediticio, con el cual poder adquirir nuevos préstamos.

3.- Resolver la falta de liquidez

Ninguna empresa está exenta de caer en una insuficiencia de fondos debido a múltiples razones, pero esto no evita que deba cumplir con ciertas obligaciones, como por ejemplo pagos de sueldos. El solicitar un Préstamo empresarial está más que justificado en esta situación, tanto para cumplir con compromiso laboral como para garantizar la operatividad de la empresa.

Préstamo empresarial: Alternativa ante la falta de liquidez
Préstamo empresarial: Alternativa ante la falta de liquidez

También podría justificarse con la necesidad de comprar insumos y productos en un momento determinado, para cubrir la demanda y mantenerse operativos.

Dentro de los beneficios de solicitar un Préstamo empresarial se encuentran:

  • Posicionarte de la mejor manera posible en un nivel competitivo en el área en la cual te desempeñas.
  • Estar en capacidad para afrontar nuevos proyectos.
  • Contar con trabajadores y colaboradores más capacitados e integrados como fuerza laboral.
  • Mejorar la capacidad de negociación tanto con proveedores como con los clientes.
  • Conservar un buen flujo de efectivo.
  • Contar con la tecnología y el equipo adecuados.
  • Consolidación y productividad más efectivas.
  • Crear un buen historial crediticio.

¿Cuándo deberías evitar pedir un Préstamo empresarial?

En líneas generales, las tasas de intereses en estos préstamos pueden ser altas, si tu empresa ha alcanzado un nivel importante de deudas y su situación es complicada, no es recomendable que adquieras nuevas deudas, pues esto afectaría aún más tus finanzas.
Por otra parte, debes ser cuidadoso con los préstamos a pagar a largo plazo, ya que estos podrían comprometer la planificación financiera de tu empresa por mucho tiempo y hacer difícil la liquidación de la deuda.

En Prestamos24 te ofrecemos nuestro préstamo personal de consumo fácil, con requisitos mínimos que puedes disfrutar en cuestión de horas, y puedes solicitar en línea.

También poseemos convenios empresariales, con planes especiales para empresas y sindicatos.