¡Hola!

Necesitas dinero, y no has logrado conseguirlo.  Y te preguntarás:

¿Por qué el banco no me da un préstamo?

Como sabrás, en el sistema bancario, existen una serie de reglas y normativas, que rigen las operaciones crediticias. Cada banco fija sus exigencias y las da a conocer a aquellas personas interesadas al momento que las solicitan.

Dichas reglas y normativas se encuentran enmarcadas en la Ley 18.010, que es la ley que rige el otorgamiento de créditos en el país.

La Ley 18.101 detalla los elementos centrales de las operaciones crediticias, sus límites y el modo en el cual se deben estipular las responsabilidades u obligaciones entre las partes.

En atención a dicha ley, podemos establecer que las operaciones de crédito de dinero son aquellas en las cuales una de las partes entrega, o se obliga a entregar, cierta cantidad de dinero y la otra parte se compromete a pagarla a través de un tiempo convenido y con las cuotas previamente acordadas. Se fijan las diferentes obligaciones y las pautas a seguir en caso de incumplimiento.

Además de los lineamientos de la Ley, los bancos tienen la potestad de fijar sus políticas comerciales, con la finalidad de evaluar a sus clientes para operar con ellos. Por esta razón, se perciben diferencias entre bancos con respecto a las condiciones y requisitos para el otorgamiento de Créditos Hipotecarios, Automotrices o de cualquier índole.

A groso modo, los requisitos de los bancos para concretar el otorgamiento de un crédito son:

  • Capacidad de Pago: Contar con una renta líquida mínima o acorde con el monto del préstamo que se desea solicitar (ingresos suficientes para pagar las cuotas del crédito que se solicita).
  • Ser mayor de edad: A fin de poder firmar o suscribir un contrato.
  • Nacionalidad: Ser chileno o en su defecto, contar con documentos que acrediten la residencia en Chile.
  • Antigüedad laboral: Poseer un empleo con cierto tiempo mínimo demostrable y que de cuenta de la responsabilidad y respaldo que se posee para honrar un compromiso crediticio.
  • Historial crediticio: Poder demostrar de qué manera has honrado tus deudas hasta el momento.
  • Constancias patrimoniales, si las hubiere.

Ahora bien, si una vez presentado todos los requisitos exigidos para solicitar un crédito, el banco te niega dicho crédito, estás en tu derecho a saber cuáles han sido las causas.

La reglamentación vigente establece que cada institución financiera es responsable al tomar la decisión de si otorga o no un crédito, basándose en sus políticas internas, pero a su vez, debe informar por escrito a la persona solicitante las razones por las cuales rechaza una solicitud.

Entre las razones más comunes para un rechazo se encuentran:

  • Tener un historial crediticio negativo: por lo general, este es uno de los factores que generan más rechazos por parte de las entidades bancarias.
  • Si bien es importante, existen entidades que conceden créditos estando en Dicom. Lo recomendable es que te asegures de la situación real de tus deudas, verifiques las posibilidades de pautar un nuevo plan de pagos o si la entidad ofrece la posibilidad de consolidar la deuda.
  • Dudas sobre tu demostración de ingresos: debido a que los ingresos son un punto clave para fijar el monto del crédito y calcular las cuotas, lo que aseguraría tu capacidad de pagos, estos deben demostrarse fehacientemente, en caso contrario, sería un factor determinante para la negación del crédito. Por esto, te recomendamos exponer tus ingresos reales, por lo general, debes presentar los recibos de nómina de los últimos tres meses.
  • Si figuras en DICOM, SINACOFI O SIISA: cualquier reporte que indique que tienes una deuda pendiente, acreedores en espera de pagos o algún proceso legal con respecto a las deudas previas, será causa para que un nuevo crédito sea denegado automáticamente.
  • Domicilio o condición laboral inestable: los frecuentes cambios de domicilio o empleo, fácilmente pueden causar una negativa. Las entidades financieras ven estos hechos como una señal negativa, que impide que ellos se tomen el riesgo de conceder un préstamo, que tiene altas posibilidades de no poder ser recuperado. Debido a esto, por lo general piden una antigüedad, tanto laboral como residencial, de al menos seis meses.

En líneas generales, las causas de una negativa van a estar entre las mencionadas, pero cada entidad es libre de exigir otros parámetros, los cuales pueden arrojar otros motivos para la negación de la solicitud de crédito.

En Prestamos24 te ofrecemos soluciones en préstamos personales rápidos y eficientes, con capacidad para financiar un préstamo en menos de 24 horas. El proceso, totalmente digitalizado, puede realizarse desde la comodidad de tu casa u oficina.

¡También somos pioneros en conceder préstamos, aun si estás reportado en Dicom!

Accede a nuestra web, conoce los requisitos y aplica para tu crédito de consumo.