Diversas entidades financieras ofrecen entre sus herramientas y productos, las Tarjetas de Crédito. Estas representan un medio para adquirir bienes y servicios que posiblemente no alcancemos a cubrir con nuestros ingresos regulares o ahorros.

Otra particularidad de las Tarjetas de Crédito, es poder retirar de ellas, dinero en efectivo, en el momento que lo necesites.

Cómo obtener una tarjeta de crédito sin recibo de sueldo

Este producto financiero es muy útil, y debes saber, que su uso implica el compromiso de devolver el dinero prestado con una cierta tasa de interés.

Ahora bien, entre los requisitos que hay que cumplir para obtener una Tarjeta de Crédito, se encuentra el de demostrar a través de los documentos apropiados, la capacidad de pago que tienes, para cubrir las cuotas que deberán ser fijadas para devolver el préstamo, es decir, requieren que presentes los recibos de sueldo que acrediten tus ingresos.

En los tiempos que corren, no todas las personas pueden cubrir ese requisito, bien porque no tienen un trabajo fijo, (alguien que no declara renta anual, como un ama de casa, que hace trabajos diversos, para obtener ingresos, o un estudiante que aún no se emplea), no tienen una cuenta bancaria que los respalde, o no cuentan con una acreditación de ingresos, ya sea como trabajador independiente o dependiente.

Surge entonces la pregunta ¿Cómo tener una tarjeta de crédito sin recibo de sueldo?

Teniendo en cuenta que, si no contamos con una manera de acreditar los ingresos, es poco menos que imposible que nos otorguen una Tarjeta de Crédito, o que en el mejor de los casos y siendo optimistas, la recibamos con un cupo muy bajo y con ello tener la oportunidad de crear un historial crediticio si somos pagadores consecuentes y clientes responsables, lo que requeriría paciencia y tiempo; podríamos acudir a las dos posibilidades viables en este caso.

Estas dos alternativas para alcanzar la obtención de una Tarjeta de Crédito sin tener recibos de sueldo son:

- A través de un cliente del banco: que ya tenga asignada una Tarjeta de Crédito. Es decir, ya cumplió el proceso, llenó los requisitos y obtuvo el visto bueno de la entidad financiera. Esta persona puede solicitar una tarjeta adicional o tarjeta complementaria a tu nombre, con lo cual no tendrías que presentar recibos de sueldo.

La asignación de cupo que se haga a esa tarjeta adicional, no proviene directamente de la entidad financiera como tal. La entidad al otorgarla, solo está asignándole un porcentaje del cupo del tarjetahabiente original. Ambas tarjetas, la del cliente que la obtuvo con sus recaudos, y la adicional, sumarán el total de cupos que le otorgó la entidad bancaria a dicho cliente.

Las responsabilidades de pagos son de la persona a la que le fue otorgada la tarjeta en primera instancia. El banco, como no ha solicitado requisitos al beneficiario de la tarjeta adicional, no puede exigirle responsabilidades, no así con el tarjetahabiente original, el cual firmó un contrato con la entidad financiera y debe dar cumplimiento de su parte.

Extensión de tarjeta de crédito - Una opción cuando no tienes recibo de sueldo
Extensión de tarjeta de crédito - Una opción cuando no tienes recibo de sueldo

Por lo general, las extensiones o tarjetas adicionales, las gestionan entre familiares, por el grado de confianza y conocimiento. Hacerlo con terceras personas, fuera del círculo familiar, constituye un riesgo para el titular de la tarjeta original, porque independientemente de las circunstancias que puedan presentarse entre él y el beneficiario de la tarjeta adicional, debe honrar el compromiso legal, adquirido con la entidad financiera.

- A través de las tarjetas prepago: esto es una especie de mezcla entre las Tarjetas de Crédito y las tarjetas de débito.

Para usar una Tarjeta de Crédito en esta modalidad, deberás poseer una cuenta bancaria, tener un monto establecido, depositado en dicha cuenta. Ese será el límite que podrás disponer, para usar la tarjeta. Esta se usa como una tarjeta de Crédito Virtual, con la cual podrás hacer compras y pagos online, con un número de tarjeta y un CVV (es un grupo de 3 o 4 números situado en el reverso de la tarjeta de crédito. Dicho código se utiliza como método de seguridad en transacciones en las que la tarjeta no está físicamente presente, como en compras por teléfono o Internet).

Ya que debes recargar un monto previamente para hacer uso de esta tarjeta, la entidad financiara no solícita ningún documento avalando tu ingreso por sueldo, pues no está poniendo en riesgo su capital, solo está otorgando el beneficio de usar la tarjeta como una de crédito, trámite muchas veces necesario para las transacciones de la actualidad, en especial si se trata de operaciones en línea.

Tarjeta de crédito prepagada - Para realizar compras y pagos online
Tarjeta de crédito prepagada - Realiza tus compras y pagos online

Para optar por esta tarjeta, los requisitos exigidos, son mínimos y casi cualquier persona con una cuenta corriente o de ahorros la puede obtener.

En Chile existen varias opciones en esta modalidad, siendo las más usuales la Tarjeta Virtual BICE Net y la Tarjeta Mach para realizar operaciones a través de internet.
Nuestra recomendación es que en cuanto decidas abrir una cuenta bancaria, verifiques bien los requisitos y estudies las alternativas que ofrece el banco, para ser beneficiario de la tarjeta prepagada.

En Prestamos24 estamos conscientes de la realidad en materia económica. Si necesitas hacer alguna inversión, o cubrir algún imprevisto, y no posees una Tarjeta de Crédito para hacer frente a la situación, te ofrecemos nuestros Préstamos personales de fácil adquisición, con un mínimo de recaudos y tiempo récord.

¡Visita nuestra web y aplica en la solicitud!